Lo inaceptable: nuevamente violencia institucional en Catamarca y Santiago del Estero

Los hechos de violencia institucional acaecidos en Catamarca y Santiago del Estero, contra personas que defienden bienes comunes y territorios ancestrales, merecen el repudio inmediato por parte de todos/as los que integramos el movimiento por la justicia ambiental, social, económica y de género.

Mientras se celebra una “Mesa Nacional sobre Minería Abierta a la Comunidad“ las voces disidentes se reprimen. Anoche la policía desalojó violentamente el acampe de Choya, donde se realizaba un corte selectivo para impedir el paso de camiones mineros al Aconquija, lugar al que quieren llegar a explotar minerales sin licencia social. En el hecho detuvieron a Karina Orquera, miembro de la Asamblea Aguas Claras  de dicha localidad, e hirieron a varias personas que fueron trasladadas al hospital local.

El jueves pasado detuvieron a Felipe Suárez  miembro de la comunidad originaria Tonokoté en Santiago del Estero, por resistirse a un desalojo. Cuando realizaron una manifestación pacífica en la ruta 5 exigiendo su liberación, reprimieron a la  comunidad y detuvieron también a Lucas Tedesco, integrante de la UTT – Unión de Trabajadores de la Tierra.

Estos hechos se suman a la persecución a referentes sociales del movimiento de recicladores/as. Evelyn Vallejos, miembro de la Federación Argentina de Cartoneros Carreros y Recicladores (FACCyR), fue violentada y le sustrajeron su computadora con investigaciones ambientales y documentación importante para su trabajo social el día 16 de abril del presente año.

La imposición violenta de cualquier proyecto en los territorios habitados por comunidades que los defienden es simplemente inaceptable. El Estado es el primer garante de la defensa de los Derechos Humanos y los Derechos de los pueblos.

¿Quiénes deciden sobre nuestro territorio? ¿Para qué? ¿Cuáles son sus intereses?

Exigimos la libertad de los/as detenidos/as y el desprocesamiento de todos/as los asambleístas judicializado/as por defender el agua.

Basta de desalojos. Basta de amenazas. Basta de perseguir a los/las que luchan por sus territorios.

#noesno

#ladeudaesconlospueblos

#lapazesfrutodelajusticia